El rey de las bolitas

BELTRÁN MENA
CRÓNICA Y FOTOGRAFÍA
1ª EDICIÓN LAUREL: OCTUBRE DE 2014

El rey de las bolitas no es una simple compilación de columnas de temas variados. Sea que hable de oscuros alfabetos, de la infancia, de estos tiempos líquidos, de ingenieros, de por qué se viaja, de cómo sería un mundo sin números o de lo mal piloto que era Saint-Exupéry, y con un estilo inconfundible –seco, preciso, mínimo, sin una palabra sobrante–, Beltrán Mena nos tiende la mano en un paseo de observación de la realidad en el que siempre encuentra un ángulo sorprendente, un modo inesperado y engañosamente simple de decir las cosas.

Mena, el escritor oculto, cree en la nitidez a sabiendas de que el mundo es borroso; admira a los que intentan la precisión siendo que el mundo es más bien aproximado. Pero también cree en el prejuicio, porque «qué placer, dejarse llevar por nuestros prejuicios, recorrer las veredas despotricando, exagerando, dividiendo el mundo en buenos y malos, sobre todo malos; qué placer volvernos pura opinión y correr pendiente abajo por la pradera del carácter».

Todas las fotografías de El rey de las bolitas son del autor.

×

Mena es un rey, o al menos en sus escritos se comporta como un monarca generoso y sabio que ilumina los derroteros del destino, apuntando a los despistados lectores, a través de un lenguaje jamás vano, lo bueno y verdadero de todas las cosas. Un rey candoroso y poético que revela los males del mundo moderno a los incautos que son presa de celulares y computadores. Un rey que escribe para enseñarles a todos sus súbditos despistados sobre cómo, de una vez por todas, sobrevivir a nuestra locura. José Ignacio Silva

«No es la infancia, sino la perfección de su promesa lo que echamos de menos. Porque el único paraíso es el que no se tiene», escribe Beltrán Mena en uno de los sesenta y cuatro textos de esta compilación editada por Libros del Laurel. Con un dejo de melancolía, acentuado por evocadoras fotografías en blanco y negro, El rey de las bolitas es una columna que alude a esa época en que quien ganaba un torneo de bolitas lideraba el «patio del recreo». Lo que no fue el caso de Mena, según confiesa. Marilú Ortiz De Rozas

×

El rey de las bolitas en la prensa

Beltrán Mena y el resplandor de la infancia | El Mercurio

Calentura de pecho | LUN

El curioso Beltrán Mena | Caras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s